miércoles, 8 de abril de 2009

La primera impresión es la que cuenta: Yu-Gi-Oh!



Yugi Muto es un muchacho bastante tímido y un poco pardillo que suele ser la comidilla perfecta para los gamberros del instituto (¿y qué espera con ese peinado?. Que se joda). Únicamente tiene una amiga, Anzu, que le escucha y le protege. La única actividad que entretiene a nuestro retaco amiguito es montar un artefacto conocido como el Puzle Milenario, recibido por su abuelo (un dependiente de una tienda de juegos más quemado que el cenicero de un bingo) y que nadie ha logrado completar durante siglos. Pero esto es un shônen, así que una noche, como quien no quiere la cosa, lo arma y en ese momento es poseído por un espíritu llamado Atem. Si Yugi es una mosquita muerta que se come los mocos, el Atem es un cabronías de mucho cuidado, dispuesto a poner las cosas en su sitio a aquellos que la líen parda en el instituto...

Con esta premisa tan simple, Kazuki Takahashi combinó elementos propios de los shônen de hostias con ciertas reminiscencias de Pokémon y las cartas Magic para crear uno de los éxitos más sonados de la Jump en la década de los 90. 8 añazos de publicación, 38 tomos, dos series de anime (27 y 224 episodios, casi nada), un porrón de videojuegos, dos spin-off animados, películas, un juego de cartas coleccionables y toneladas de merchandising son las principales armas de una franquicia que pega fuerte tanto en Japón como internacionalmente, sobretodo en USA.

Como es norma en la mayoría de las series del género, los primeros tomos sirven para presentar a los principales personajes y, en este caso, sacar a la luz los poderes del alter ego del protagonista. Luego, alrededor del tomo 8 (en esta edición del 5 o el 6 supongo) empieza la saga de Pegasus y el reino de los duelistas, donde se entra de lleno en el esquema básico de la casa Jump, peleas (batallas de cartas) con un argumento de fondo lo suficientemente atrayente para captar la atención del lector. Y oye, quieras que no los jodíos duelos de monstruítos holográficos enganchan que da gusto (o al menos hasta donde yo leí por scans, a lo mejor luego degenera de tal forma que me tengo que tragar mis palabras con aguarrás xD).

Y ahora voy a comentar la edición de Planeta que tantas ampollas ha levantado por su precio y, sobre todo por su tamaño. Es demasiado pequeño, más que un tomo normal, y cuesta leerlo un poquillo. Vale que es incómodo, pero al fin y al cabo el original es así y la editorial se ha limitado a respetarlo a pies juntillas, podrían haberlo puesto en un tamaño tipo Yaiba por ejemplo, pero seguro que enseguida saltarían los capullos de turno alegando que no es fiel al original. Y en cuanto al precio (11,95 €), ¿de verdad encontráis un tomo de más de 300 páginas, con un papel y una impresión excelente, una reproducción a todo color de una carta en tinta dorada y una buena traducción caro?. Estoy de acuerdo en que no es barato, pero tampoco es caro, es un precio de lo más ajustado. Además, hay que premiar el esfuerzo de Planeta por traer un manga tan largo y que, al menos en España, no es especialmente conocido, por lo que esos casi 12 € quedan más que justificados.

Y ahora uno de los muchos OP del anime. Mola:

4 comentarios:

Jeparla dijo...

Bueno, opino igual que tu. Barato no es, pero hay que ver como es la edición y la cantidad de hojas que traen los tomos (y no son de las guarrillas)

Daiya dijo...

Yo me senti un poco atraido por el al principio, pero deje pasar la oportunidad de comprarlo... la semana pasada, no pude aguantar mas las ganas despues de empezar a verme el anime, y me lo compre.
Una vez en mi casa, mirandolo y teniendolo en la mano, la verdad es que el precio merece la pena con respecto a la calidad del papel y de todo...
yo estoy contento con la compra y espero q la serie siga publicandose hasta su final.

Muramasa dijo...

Reconozco que si hubiesen hecho una edición algo más sencillita (y barata) no me hubiese quejado, pero mirándolo bien es una edición cojonuda, de lujo.

Lo que sí espero es que el dibujo mejore, porque mirando las primeras páginas me he quedado "este no es Yugi", XD Gran elección la de Planeta de dejar los nombres originales.

Yo del anime me quedé cerca de la final del torneo de Battle City (cuando están en el dirigible).

Coke-Kun dijo...

Lo siento, pero me parece cara. Si bien me compraré el manga, no me puedo creer que ese tomo valga más que Eagle o KOR. Cuando me puse a compararlo con el tomo de LIFE en la tienda, eran prácticamente iguales... y por mucho que tenga páginas satinadas me parece caro, porque Georgie también las tiene y son 6 con algo. Pero no me quejo con la estatura del manga, que me parece bien porque así son los bunko...

Pero como ya he dicho, me compraré el tomo, y espero que los demás sean más gordos, porque con lo larga que es la serie :s