sábado, 25 de abril de 2009

Final Fantasy VI (SNES)



La llegada de Final Fantasy VII a tierras europeas fue la mecha detonante para que el género del RPG japonés pasara de ser un absoluto desconocido a acumular cientos de çseguidores en años venideros. El momento elegido no pudo ser mejor: la PlayStation de Sony estaba empezando a pegar fuerte y a arrasar en ventas, así que Square trasladó el desarrollo de lo que inicialmente iba a ser un exclusivo de de N64 a ésta, ya que al ser en CD los costes de producción eran mucho más económicos. Como las ventas iban viento en popa en Japón, se decidió traerlo a Europa, donde se convirtió en un éxito inmediato y un título que encandiló y permanece en la memoria de miles de jugadores. El privilegio de haber sido el primero, unido a su indiscutible calidad, provocaron que tanto los medios de comunicación como los aficionados lo elevaran a una categoría más alta de la que realmente se merece. Era un gran juego, pero no una obra maestra, ni tampoco el mejor RPG.

Pero hubo vida antes de FFVII. Evidentemente, seis entregas vieron la luz antes de que Sephiroth matara a Aeris (ups, se me escapó...), a saber 3 en NES y otras 3 en SNES. De las 3 entregas de El cerebro de la Bestia fue la última, el sexto capítulo, original de 1994, de la que os quiero hablar ahora. Así que cerrad las puestas y soltad a los galgos que ya estamos tos.



Hace mil años se produjo la guerra de los Magi, que enfrentó a humanos y espers, unos seres capaces de utilizar la magia. Fue una guerra que se cobró la vida de miles de personas y dejó el mundo al borde del cataclismo. Ya ha pasado muchísimo tiempo desde aquello, ambas razas viven en armonia en sus respectivos mundos, la magia ha quedado en el olvido y no es más que parte de las leyendas. El mundo humano ha dado un paso adelante abriendo sus puertas a la industrialización y la tecnología del vapor. Pero detrás de todo hay alguien que pretende despertar la magia de tiempos remotos y utilizar su terrible poder para dominar el mundo. Es el imperio de Gestahl, quienes abrieron el portal del mundo de los espers para someterlos por la fuerza, extraerles hasta el último atisbo de magia e implantarla por ingeniería genética en unas armaduras llamadas Magitek. Con un implacable ejército de estas armaduras, el imperio destruye toda resistencia y somete a los pueblos con una estricta política represiva.
Nuestra historia comienza en una fría y oscura noche, cuando dos soldados Magitek y una extraña muchacha, cuya mente está subyugada a las órdenes del imperio, se dirigen a Narche, un pueblo situado en terreno montañoso donde se ha detectado la presencia de un esper congelado...

Esto no es más que el punto de partida de un argumento que en absoluto es la repera ni puede decirse que sea el summun de la originalidad. ¿Y qué es lo que lo hace tan especial?. Los personajes, nada menos que 14 jugables (el nº más alto de toda la saga ) de los cuales 12 son "obligatorios" y 2 opcionales. Este nº tan alto hace que haya una gran variedad de personalidades para todos los gustos, no en vano es probablemente el mejor plantel de protagonistas de toda la historia del RPG japonés, no hay ni uno solo que esté ahí de mero relleno, cada uno tiene una historia y una serie de motivaciones que les llevarán a luchar juntos contra el imperio. Son historias por lo general tristes. Tristes y hermosas. Parece mentira como en un juego de 16 bits con 15 añitos a sus espaldas unos míseros sprites con una música preciosa logren arraccar más de una (o dos) lágrima(s). Hagan retrospectiva
señores de S-E, quizá en sus anteriores trabajos encuentren la clave para que sus productos actuales puedan definirse como "buenos", a secas.



Pero de nada serviría una buena historia si luego el juego no está a la altura. En este caso podemos estar tranquilos, FFVI goza de uno de los mejores desarrollos de RPG alguno. A los ya clásicos combates por turnos activos, las largas caminatas por el mapa del mundo, los innumerables cuadros de diálogo y la exploración de ciudades, cuevas y mazmorras hay que añadir un elemento que resulta ser el verdadero tesoro: la libertad. Se acabó eso de ir ciudad por ciudad de forma lineal luchando sin ton ni son, si queremos ver todas las posibilidades que nos brinda la partida habrá que explorar y tener la mente abierta, de hecho, solo si vamos a ciertos lugares en determinados momentos podremos hilvanar toda la historia. Llegado cierto momento de la partida tendremos libertad total y absoluta para hacer lo que nos plazca, lo que nos abre todo un abanico de posibilidades, siendo nosotros los que decidimos el orden de nuestras acciones. Es un juego tremendamente variado que no da lugar al aburrimiento, con situaciones que se nos quedarán grabadas tales como la persecución del tren fastasma a Sabin y Cyan, la secuencia de la ópera, la verdadera indentidad de Terra, el pasado de Shadow, KEFKA, etc.

Hablando a niveles técnicos, la verdad es que Square supo exprimir excepcionalmente la potencia de SNES dando un salto de calidad acusadísimo comparado con la entrega anterior. Los sprites de los personajes y monstruos se muestran nítidos, definidos y mucho más grandes que nunca, encajando a la perfección en unos escenarios estéticamente bellísimos y más vivos que nunca. No se puede decir en ningún momento que fueran el techo de la consola, pues ese mismo año DKC le superó por goleada, o sin salirnos del género, Chrono Trigger, lanzado un año después, era superior en cuanto a animaciones y nivel de detalle, pero no se le puede pedir más puesto que lució genial en su momento.

Y qué decir de la música, si el maestro Uematsu ya nos deleitó con sus composiciones en las 5 entregas anteriores, en ésta ya alcanzó su máximo esplendor ofreciendo la que es, sin duda, la mejor de toda la saga. Cada momento, personaje, ciudad o mazmorra tiene asociado un tema concreto, por lo que hay una gran variedad con una calidad fuera de toda duda. Si hay alguna OST "lúdica" que merezca la pena ser escuchada, que sea ésta.

Finalizaré este extenso análisis con una frase/improperio/tontería con el que casi nadie estará de acuerdo y que, a todas luces, sonará exagerada: Final Fantasy VI es, son abismal diferencia, LA MEJOR ENTREGA DE TODA LA SAGA. Una buena historia, personajes inolvidables, gran desarrollo, extraordinaria OST, gráficos de ensueño y su altísimo nivel de diversión lo convierten en una obra maestra de la programación japonesa. Lo siento por Cloud, por Aeris, por Sephiroth, por Squall, por Rinoa, por Yitan, por Garnet, por Vivi, por Tidus y por Yuna (por los del XII no siento nada ya que jamás reconoceré que me he pasado semejante esperpento), pero sus epopeyas, de gran calidad todas ellas (bueno, la de Tidus no), no pueden compararse con este titán de los 16 bits.

Visto queda para sentencia.

9


P.D. La secuencia de apertura. DIOS.

8 comentarios:

Roy Ramker dijo...

Un juego sencillamente impresionante que los europeos (para variar) nos perdimos en su momento.

Siempre hay una batalla por si es mejor el VI o el VII, siendo justos, el VI es globalmente superior. Pero cosas como que muchos no quieren ni jugar a un juego con un aspecto técnico viejo, que el VII fue el primer RPG o Final Fantasy que jugaron, además por suerte nos llegó en español (algo que en esos momentos no era demasiado habitual), ha hecho elevar hasta los altares al VII, evidentemente, un juego grande donde los haya, pero no tan profundo y completo como el VI.

Tengo unas ganas enormes al FF VI que están preparando para DS.

eter dijo...

No lo he jugado.

Tengo unas ganas locas de descubrir a cierto payaso maligno y con él a la que todo el mundo dice que es la mejor entrega de FF. Y un amigo lo tiene para la GBA y me ha dicho de pasarmelo... pero me estoy esperando al remake. Este juego es tan mítico que quiero comprarlo, quitarle el plastico y completar ese pequeño y entrañable ritual de jugar por primera vez a un juego que en los grandes casos siempre recordamos.

Battosai dijo...

Objetivamente pienso que es el mejor FF. Sin embargo, subjetivamente, queda en segundo lugar. Prefiero el VIII, qué se le va a hacer.

yue_sayuri dijo...

No lo he probado... Ahora, con lo bien que lo dejas me empiezo a arrepentir xD

Daiya dijo...

han cambiado el traductor de vagabond? y se nota al leerlo? jajaja joder q mal royo, no me asustes... jo!

Mª del Mar dijo...

Me gustan todos los FF. Creo que son los mejores juegos de rol a los que he jugado.

eter dijo...

Vale, finalizado el juego, no puedo hacer otra cosa que darte la razón en todos los puntos del análisis.
Un juego sencillamente memorable. 15 años después de haber sido publicado y me parece mejor que la inmensa mayoría que he jugado en todos esos años.
El desarrollo es genial y la intensidad de la historia estremecedora.

Pero tengo una contra, y esa es la excesiva habilidad de todos los personajes para aprender magias. Me gusta que los "guerreros" sean más "guerreros" y que los hechizos queden para magos y monjes.

pd: perdona por postear en una réplica antigua, pero se que "amas" este videojuego y creo que comprenderas la emoción de alguién que acaba de derrotar Kefka

Dios Duende dijo...

Gran juegazo. Lo he acabado recientemente(en versión de SNES) y lo único que eché en falta fue un súper jefe estilo armas, ente omega... pero en cuanto a la historia, el sistema de batalla y demás, me parece un FF buenísimo. No sé si decir que es el mejor porque cada uno tiene su toque pero desde luego es de los mejores.