domingo, 31 de mayo de 2009

Tutor Hitman Reborn!



Ahora que he acabado de leer los 16 primeros tomos de este manga y teniendo en cuenta que en ese último tomo acaba una saga, voy a hablar un poquillo de él.

Tsunayoshi Sawada es el típico pringao de instituto que es inepto en los deportes, saca malas notas y no se come un rosco. Un día, llega a su casa un tipo llamado Reborn, venido de Italia con la intención de hacer de él un capo de los Vongola, una familia de mafiosos. A esta absurda situación hay que unirle el hecho de que Reborn tiene un año.
Como si no hubiera bastante, luego empiezan a aparecer otros personajes como Gokudera, un chaval que saca dinamita de la reacción espontánea y que daría su vida por proteger a Tsuna, Yamamoto, un tío muy fuerte pero tan inocente que resulta ser idiota, Lambo, otro crío de un año de una familia rival de los Vongola que quiere matar a Reborn, Haru, una que está como una cabra, Kyoko, la chica por la que el protagonista bebe los vientos y Ryohei, el hermano de esta, que (para variar) también está como un cencerro.

En realidad son muchos más, pero os dejo a vosotros que los vayáis descubriendo.

Los 7 primeros tomos son básicamente historias cortas para irse familiarizando con los personajes y lo absurdo de todo el meollo. Esta parte es, con diferencia, la mejor del manga, pues la autora demuestra un talento y una imaginación desbordante para crear situaciones cómicas y surrealistas en unas historias que si bien pecan de tópicas y previsibles, es imposible no sonreír mientras se leen. De hecho, si todos los tomos fuesen así no me importaría lo más mínimo.

Pero claro, esto es un shônen y para colmo de la Jump, así que llegados a cierto punto los editores dijeron "vais" y la autora se vió obligada a cambiar de registro, pasándose por la piedra las premisas iniciales para derivar en las tollinas puras y duras. Y lo peor es que es una saga incoherente y casi sin argumento, y el poco que hay es para justificar que nadie se quede sin hostias. Ah, y siguen habiendo coñas de vez en cuando, pero curiosamente ya no tienen gracia.

Evidentemente, entre tanto fallo algo bueno tiene que tener (sería absurdo dedicarle una parrafada si no me hubiera gustado). Destaco el dibujo, que dentro de su género cumple con creces y va mejorando a cada tomo, algo de lo que no pueden presumir la mayoría. Y también que, a pesar de sus errores y lo contrastado de las dos sagas, me ha entretenido de principio a fín, que es lo que realmente cuenta. Para que os hagáis una idea, me ha gustado más que los 20 tomos que leí de Bleach, por poner un ejemplo.

Quizá he dado a entender por todo lo escrito que es una mierda y tal (en el fondo sí que lo es), pero me ha gustado. No está muy mal en general, y es una buena opción para leer de prestado (como es mi caso).

6

8 comentarios:

Battosai dijo...

Leí el primero y no me moló.

kimaro dijo...

una mierda?¿?¿ haver es de los mejores shonens del momento! son muy buenos y con un dibjuo fantasitco

Jeparla dijo...

Jijiji.
Jajajaja.
No te pases, jajajaja.

Bueno, si, la verdad es que era mejor al principio que ahora. Pero we, mejor que Bleach, como has dicho, es.

yue_sayuri dijo...

Un shônen entretenido ^^ Y el precio de planeta ayuda bastante para animarte a comprarla

Xesu dijo...

Lo mismo algún día le doy una oportunidad. Es de las pocas de la Jump que no he ojeado y si lo he hecho con D.Mierda-Man pues con ésta no debería tardar. Lo que no me molaría es que caiga en la dinamica Bleach de ostias durante 10 tomos...

KillBoss dijo...

jaja, yo debo de ser de los pocos a los que les gusta más cuando se deja el humor absurdo XD.

La verdad es que me ha hecho pasar unos buenos ratos, aunque me gusta más bleach XD.

cartillero dijo...

1ª: en su primera etapa, es un shonen idvertido y simpático. pero para mi, Gintama o Hayate le dan mil vueltas.

2ª: en su 2ª etapa, bazofia pura y dura. Que alguien elimine ya a los editores de la shonen jump.

Ahora etspy por ver si Rosario to vampire tamnbién sufrirá la 'dragonballización'.

Raistlin dijo...

Es un shônen que me encantaba hasta su tomo 15-16. A partir de ahí, declive sin parar, hasta que lo abandoné porque ya llegaba a unos límites que no aguantaba más.