domingo, 28 de septiembre de 2008

Series de TV que molan porque SÍ

No sólo de manga, anime, juegos, porno duro y conchas en vinagre vive el hombre, así que dejadme que os recomiende algunas series de TV (3 concretamente) para matar algunos ratos muertos que surJen de vez en cuando en este círculo vicioso lleno de monotonía que es la vida.


LOS SOPRANO (THE SOPRANOS)




Extraordinaria serie sobre la vida de una familia mafiosa de ascendencia italo-americana. Narra las peripecias de Tony Soprano, el cabeza de familia, que intenta mantener un equilibrio entre su vida familiar con su mujer e hijos y los negocios de su "trabajo", a la par que vamos viendo su compleja evolución psicológica a lo largo de la trama. Destacan sus continuas visitas a su psicóloga y el tremendo carisma de algunos secundarios como Silvio Dante, el tío Junior o la propia madre de Tony. Magnífica, con muchos momentos brillantes y para el recuerdo, especialmente el final.


A DOS METROS BAJO TIERRA (SIX FEET UNDER)



La mejor serie que he visto en mi vida. Sin más. Decir cualquier cosa de ella sería joderla, con lo que me limitaré a contar que trata sobre los Fisher, una familia que regenta una funeraria. Todo comienza con la llegada de Nate, el mediano, debido a que un accidente se llevó la vida de su padre...

Como dato curioso, Michael C.Hall, que interpreta a Dexter en la exitosa serie homónima, aquí da vida a David Fisher, uno de los personajes principales en una actuación magistral. Éste es su papel más conocido y no el del forense psicópata, por irónico que parezca.

Lo dicho. Una obra maestra.


PRISON BREAK



Quizá la más comercial de las que comento. Supongo que todo el mundo la conoce ya, básicamente se nos cuenta la historia de Michael Scotfield, un arquitecto que se introduce adrede en una prisión de alta seguridad para liberar a su hermano Lincolm de un asesinato que supuestamente no cometió. A partir de ahí todo girará en torno al plan ideado por este para escaparse junto a su hermano y otros reclusos, algunos tan peculiares como Fernando Sucre o "T-Bag".

Las dos primeras temporadas tienen un buen nivel, pero la tercera fue bastante irregular, con capítulos muy buenos y otros no tanto. Habrá que ver que tal la cuarta.

Tiene sus fallos, pero es una serie bastante entretenida y bien estructurada, que seguro os mantendrá en vilo hasta el siguiente capítulo, especialmente en su segunda temporada.



Otra que estoy viendo es Scrubs, pero al llevar sólo 3 temporadas de las 8 que hay actualmente no creo que sea justo valorarla tan pronto. Lo que he visto me ha gustado bastante (el conserje es DIOS, xD!!!).




Y nada más,las pocas series que sigo me gusta llevarlas muy lentamente (1-2 capítulos a la semana) y nunca más de dos a la vez porque me saturo. Aunque siendo franco la verdad es que prácticamente ninguna me llama la atención, he hecho intentos de empezar Lost, la versión americana de The Office (lástima, la original inglesa fue genial), Smallville, Anatomía de Gray, Heroes (hay que tener el gusto en el culo para que guste esta), Alias, The Big Bang Theory...y todas me parecen retrete podrido. Dexter puede estar bien, ya probaré a ver que tal.



Saludetes.

5 comentarios:

Coke-Kun dijo...

Al parecer tenemos el gusto en el culo ^^ de esas series solo hemos vsito Heroes y nos gusta. Las otras no las conocemos aunque tampoco parecen gran cosa.

Coke-Kun dijo...

Ah bueno, Lost la ve Kyô y le gusta.

yue_sayuri dijo...

Tengo que empezarme la de los Soprano, tengo en casa esperandome las dos primeras temporadas ^^ Y la de Prison Break solo he visto la primera... Le tengo que dar una oportunidad a la segunda xD

Nostoros tb tenemos el gusto en el culo ^^

Xesu dijo...

Six feet under es una obra maestra. Los Soprano aún no la tengo acabada y Prison Break se está llenando de xusta con tanta temporada cuando solo daba para 2.

De Héroes hasta que no vea la tercera paso de opinar a nivel global xD

eter dijo...

"A dos metros bajo tierra" es una de mis asignturas pendientes... amen de "los Soprano". De "Prison break" aún tengo que ver la tercera, en la segunda me acabaron mareando mucho con tanto viaje de un lado a otro.