sábado, 29 de marzo de 2008

Reflexión del pesimista 1: Por qué no me gusta el anime

Quiero empezar este pequeño rinconcito haciendo alguna que otra reflexión sobre mi vida de otaku. Son temas que quiero compartir con la gente, me gustaría que dejárais algún que otro comentario opinando sobre el mismo.


En toda mi trayectoria friki siempre he tenido una espinita clavada que no consigo sacarme: el anime. Básicamente lo que ocurre es esto: mientras que un manga que me gusta consigue mantenerme en vilo y desear que llegue el siguiente tomo, el anime..., me aburre.

No sé explicar muy bien el porqué de esto..., tal vez porque no soy capaz de apreciar la animación japonesa o vete tú a saber el motivo, el caso es que cuando empiezo a ver una serie me canso a los 2 o 3 capítulos. Tanto colorín, tanto movimiento, tanta recarga en el dibujo, tanta lentitud argumental, tanto diálogo ñoño, etc. Lo curioso es que si a lo mejor me encuentro con ese mismo argumento en un manga, me puede llegar a enganchar como al que más, que raro ¿verdad?

Otra cosa que me distancia mucho es la gran diferencia que hay entre los animes actuales y los antiguos. Cuando era peque todo se hacía con animación tradicional y quedaba de maravilla, los argumentos eran llevaderos y enganchantes y las series se dirigían a un público más amplio. Series como Dragon Ball, Saint Seiya, KOR, Touch, Lupin III..., que recuerdos, madre mía.

Luego ya, durante los 90 no hubo gran cosa a destacar, salvo una serie de mechas que marcó un antes y un después en la historia de la animación. Sí, me refiero a Neon Génesis Evangelion, serie idolatrada por unos y odiada por otros, pero en su momento rompió moldes que es lo importante. Luego tendríamos Cowboy Bebop (el mejor anime de la historia a mi parecer, y que desde aquí os recomiendo encarecidamente que veais, es una joya) y pare usted de contar.

Luego llegó el siglo XXI... y con el, la decadencia absoluta de la animación japonesa. Series con argumentos excesivamente enrevesados que no llevan a ningún sitio, la estúpida moda del moe, adaptaciones de mangas que no llevan ni 10 tomos publicados, rellenos que duran casi dos años (adivinad de que serie hablo), cierta tendencia a enfocar cada vez más el anime hacia un público más adulto... podría seguir blasfemando, pero creo que con esto basta.

En definitiva, como podéis ver solo me gustan un par de series, el resto me parece bazofia infumable que no hay por donde cogerla. Se ha evolucionado hasta tal punto que se ha perdido toda la esencia de antaño por el camino, lástima (¿me estaré quedando anticuado, xD?)


¿Y vosotros, qué opinais?

10 comentarios:

Jeparla dijo...

A mi parecer, y el motivo por el cual a mi no me gusta mucho el anime es la lentitud. Todo es muy leeeeennnnto y pesaddddddo y repetitivoooo, por que claro, vamos a hacer un anime que solo tiene 6 tomos a la venta, y tenemos que hacer que cada pagina dure 20 minutos y meter 400 capitulos de infumable relleno y batallas y paridas para no pillarnos los dedos.
En fin...

Sevi-kun dijo...

Coincido con Jeparla en que son lentísimos... aunque hay animes bastante buenos como Blood +, Air TV, Kanon, Suzumiya, Lucky Star...

¡Saludos, cuando pueda te afilio...!

El Puto Sanchez dijo...

La verdad es que no eres el único al que no le gusta el anime actual, a mí me viene a par lo mismo, es más ya sólo leo manga por que no hay ningún anime que me interese, al menos de momento.

PD: Suerte con el blog

Xavi dijo...

Me pasa lo mismo que a tí, el manga lo sigo sin problemas pero con el anime me aburro. Mucho relleno, 10 minutos para ver lo que en manga son 2 viñetas, aguantar todo un capítulo para quedarte como estabas antes de verlo...

Siempre digo que cuando más manga leo menos me gusta el anime.

Zentraedi dijo...

A mi me pasa exactamente lo mismo: la lentitud a la hora en los anime.

El otro día veía un poco el anime de PoT, y la verdad que todo se me hace eterno... las jugadas... la imagen de Ryoma tomando aire por más de 5 minutos... luego busqué esa parte en el manga, y en este útlimo la cosa era más movida... no se, a pesar de ser básicamente lo mismo, el manga no me transmitió el aburrimiento que me llegó a generar el anime.

Otro punto que comentas es el hecho de tener anime de series que con suerte llevan 10 tomos... y salvo pocas excepciones (Claymore, FMA) los resultados de los rellenos son espantosos (sin más, Naruto y Bleach son dos grandes ejemplos).

Pero lo que si pasa, es que existen obras anime, y que es tal su éxito que los productores se animan en hacer un manga. Casos como Cowboy Bebop, Samurai Champloo y Darker than Black son conocidos (recomiendo está última).

Yo hoy por hoy no veo mucho anime porque no dispongo de mucho tiempo para hacerlo: entre el trabajo, mis entrenamientos de tenis, la lectura de manga y el tiempo que le dedico a mi señora e hija, pues simplemente no me dá... tendría que dormir menos (cosa que ya hago desde que nació Flo) pero simplemente el tiempo no me da.

Saludos^^!

Kyo_Coke dijo...

A nosotros el anime nos suele gustar. sí que es verdad que muchos son lentos y bantante flojos en comparación con los manga, pero algunos son verdaderas maravillas (es un termino exagerado xD), como algunas que ha dicho Sevi (Air TV y Kanon (2006) sobre todo), o Darker than BLACK como ha dicho Zentraedi.

Goseki dijo...

A mi me pasa como a ti, aunque como a mi me gusta el cine y la animación, me ánimo un poco más a ve alguna serie. Aunque te puedo decir, que siento lo mismo que tú, ya que soy muy cuidadoso con lo que quiero ver...

Te afilio!!

cartillero dijo...

Yo también coincido con muchos de tus puntos de vista, amigo kururuin...

Aunque yo dejé de ver anime más por un tema económico, también es cierto que muchos d elos motivos que nombras me hicieron tirarme pa atrás. Mientras un manga lo veo como algo más auténtico, más como un trabajo de autor, no puedo evitar ver el anime como un producto destinado a masas para sacar tajada econmómico de esos mangas que precisamente disfruto leyendo.

Suerte con el blog!!

DrakonRage dijo...

A mi me gusta el anime actual, la única pega que le encuentro es el relleno que tienen los animes "largos" (vease Naruto, Bleach, One Piece ...).

Seré un bicho raro xD.

mimotaku dijo...

¿Para qué elegir entre manga o anime? ¡A disfrutar de ambos! Series buenas las hay ahora como antes, aunque sea a cuenta gotas.
La diferencia con el manga es que en la lectura puedes marcarte el ritmo que quieras, frente al anime en el que viene uno impuesto. Por ejemplo, no puedo con el anime de Detective Conan: aparte de eterno (lo mismo que el manga), no da tiempo apenas a replantearse las pistas ofrecidas para crear teorías.

Lo que no entiendo es el punto en el que comentas sobre la tendencia hacia un público más adulto. Ya en los 70, con la inspiración del gekiga y la violencia de autores como Go Nagai la gama de anime se abrió a estratos más maduros que los infantiles. Creo que lo que ahora se hace es disfrazar de adulto las historias de siempre juveniles. Seguro que los emos se regocijan con tanta estética sombría que luego se queda en nada.

En los 80 la cosa quedó relegada a las OVAs prácticamente. Al salir para la venta en video permitía otros contenidos más adultos.

Aparte de lo que comentas sobre el anime del siglo XXI, otra cosa que añadiría sería el coloreado digital (ODIO los tonos pastel directamente del paint y los degradados de photoshop. ¿No se dan cuenta de que le da más artificialidad pese a que sean más baratos de producir?) y el ansia de enfocar las series para la producción de merchandising.

Sinceramente, la animación en serie que se produce actualmente dista de ser de calidad. Suerte que de vez en cuando aparecen joyitas y que las películas son el oasis entre tanto moe y chorradita (a Tekkonkinkreet o lo último de Ghibli me remito, y no es nada).

Saludetes!